La Sirenita y un príncipe de  cuento” pretende convertir el verano y uno de sus iconos más representativos, en otra forma de disfrutar del teatro y la cultura.

Un paseo por el horizonte de Don Quijote y por todas sus inquietudes a través de sus ojos, sus pensamientos y sus sentidos, descubriendo la esencia del personaje y poniendo en duda que equilibrio es el idóneo.

 

Desde Teatro Narea siempre hemos pretendido que cada espectáculo nuevo sea un paso hacia adelante, un ejercicio de superación con mirada hacia atrás y sobre todo conla intención de hacer lo que siempre nos apetece justo en ese momento. Amamos el teatro y este hecho lo corroboran los 20 años de profesión que llevamos a nuestras espaldas. Y que mejor homenaje nos podíamos hacer para celebrar este vigésimo cumpleaños que realizar un Proyecto tan "ilusionante": Dario Fo.

Educar la imaginación de los niños y crear con ésta una fuente de ideas mediante la diversión y entretenimientos ha sido siempre el objetivo de Narea en sus trabajos infantiles.

 

 

 

La Compañía de Teatro Narea, en su largo y amplio bagaje, durante sus ya más de 20 años de existencia, siempre ha tratado de una forma muy especial, todos y cada uno de sus espectáculos infantiles, recurriendo siempre a lo que mejor sabemos hacer: enseñar divirtiendo.

Y es por esto, que Teatro Narea, presenta una nueva producción cargada de ilusión y en la que todos y cada uno de los componentes del equipo de esta nueva aventura, darán todo lo mejor de sí mismos,  para hacer de este proyecto, una realidad tan ilusionante como han sido todos nuestros espectáculos.

Si por algo nos gusta hacer teatro es por intentar crear siempre cosas nuevas, géneros y técnicas distintas, en resumidas cuentas, poder hacer en cada época lo que nos ilusiona en ese momento y por suerte hasta la fecha lo hemos podido hacer.

 

Érase una vez que se será, en el futuro que viene a partir de mañana, una nave espacial que recorre el Universo de arriba a abajo (si es que el universo tiene parte de arriba y parte de abajo) muy, pero que muy, Despacito...

 

“Cuando vuelve el pasado” quiere ser una visión, o dos, de la forma de ver la vida por parte de todos nosotros, utilizando para ello dos únicos actores que de una manera directa y clara apuestan por opciones opuestas para afrontar sus vidas.

 

Jugar, cantar, bailar, correr, saltar... es todo lo que un niño desea hacer y Pinocho no iba a ser una excepción si no fuese porque es un muñeco de madera hecho por el viejo Geppetto.

En 2016 sin duda Don Miguel de Cervantes tendrá un protagonismo muy importante en el mundo cultural y por ello Producciones Narea, compañía profesional de teatro de Castilla-La Mancha no podía menos que hacerle un pequeño homenaje con este nuevo espectáculo teatral.

 


 “Queridos Reyes Magos”, no es un espectáculo únicamente para la temporada navideña, que también, es un espectáculo para todas las épocas, ya que por desgracia los problemas del consumismo nos afectan durante todo el año.Desde Teatro Narea y en su línea por la educación a través del teatro, hemos creado una aventura teatral en la  que de forma divertida, amena y entretenida, aportamos a los más pequeños y también a los grandes  una reflexión sobre estos problemas y las injusticias que  deparan.


Teatro para niños sobre "El Greco".“¡¡¡Que yo…no soy El Greco!!!!”, es un espectáculo teatral donde de forma divertida, participativa, y con gran carga didáctica los niños y no tan niños, descubrirán la figura de El Greco y el importante acontecimiento que celebramos.


El príncipe esta aturdido y no sabe lo que hacer. El universo entero le suplica que debe encontrar a una princesa y casarse con ella. Pero esto no va a ser sencillo...


“RASCAYÚ, EL PIRATA”, al igual que nuestros anteriores trabajos, es de creación propia, con la consiguiente ventaja que este aspecto conlleva: fundamentalmente el perfecto engranaje entre las historias, los actores y los niños.


¡Señoras y señores! ¡La fábrica de sueños ha anunciado su cierre! A fin de cuentas, ¿quién necesita soñar?

 


Vagabundos es un montaje con guión, sin texto y no necesariamente de mimo.
La historia se desarrolla por medio de skechts intercalando cómicos con dramáticos